22 abril 2010

ruta de la seimeira

archivado en: Admirable Eo Rutas

Durante mi estancia esta semana santa en torno al río Eo hice un montón de rutas y de fotos.

La ruta de la seimeira (seimeira significa salto de agua en eonaviego) parte de Pumares, un pueblecito que está a apenas un kilómetro de Santa Eulalia de Oscos, también conocida como Santalla. El código de la ruta es P.R.AS-116.

un árbol precioso de camino a pumares desde santa eulalia
Es importante no despistarse. Aunque desde la rotonda de Santalla indica la dirección correctamente, algún desvío que nos encontremos por el camino puede confundirnos. Si vamos andando, debemos ir por el asfalto hasta llegar a Pumares propiamente dicho.

panorámica de pumares
Como se ve Pumares es un pueblo precioso muy cuidado y construido con el material tradicional de la zona, que es la pizarra. En él hay un par de hoteles rurales bastante lujosos.

No debemos cruzar el puente, sino seguir recto dejando siempre el río Agüeria a nuestra izquierda.

el río agüeria al principio de la ruta
Al principio de la ruta parece que está todo cuidado como un parque, y los colores de la vegetación de principio de primavera ayuda a hacerlo mágico.

Sin embargo, esta sensación desaparece pronto a medida que el camino se va haciendo cada vez más salvaje. De todos modos, la ruta en sí no es muy exigente y apenas tiene 150 metros de desnivel y unos 3-4 km de camino desde el pueblo a la cascada. En algún lugar he leído que no se recomienda a niños pero, sinceramente, no creo que revista problema para ellos.

Y efectivamente, a lo largo de unos centenares de metros desde la anterior foto no dejamos de encontrarnos pequeños saltos de agua y árboles caprichosos y recios…

árbol rarito
…aunque otros no tanto.

árbol roto
Al poco comienzan una serie de desniveles bastante accesibles y el camino se estrecha considerablemente, aunque en compensación parace que en cualquier momento van a salir Frodo y Gandalf de un recodo.

frodo y gandalf pasaron por aquí
justo antes de llegar a ancadeira
Después de una pequeña subida por un camino empedrado llegamos a Ancadeira, un pueblo abandonado en medio de un entorno absolutamente increíble (vaya, esta expresión me la ha pegado zor). Este lugar es uno de los más bonitos de toda la ruta.

árbol en los oscos
Aunque yo no recomendaría a nadie entrar en las casas, yo lo hice a pesar de una laja de pizarra que sobrevivía en el techo derrumbado de una de ellas. Concretamente, esta:

casa en ancadeira
Saqué un montón de fotos de y desde su interior, pero me quedo con estas dos:

desde la casa
en el techo se ve la laja de pizarra a la que me refiero
Avanzando por el camino no tardamos en llegar al Valle del Desterrado, muy cercano a la seimeira. El nombre del valle viene por esta leyenda que podemos ver en un panel instalado en un área recreativa con mesas y demás que hay a unos cientos de metros antes de llegar a la cascada:

Hace muchos años habitaba en Santa Eulalia de Oscos, un señor para el que trabajaba un obediente criado.

Una tarde, regresaban de una jornada de caza y se dirigían a escuchar misa, pero se les hizo un poco tarde. El señor, que no quería perderse la celebración, ordenó al muchacho que se adelantara galopando y diera orden al cura de retrasar la ceremonia para que le diera tiempo a llegar. Así hizo: dando fusta a su caballo llegó a la iglesia antes de iniciar la misa. Le dijo al cura que aguardase, que su amo estaba en camino. El párroco, viendo que ya estaba congregado todo el concejo, pese a las súplicas del joven se negó a retrasar la hora de inicio y comenzó la liturgia.

Cuando llegó el señor, ya estaban abandonando todos la iglesia. Pidió explicaciones a su criado y se enfureció de tal modo que le ordenó que matase al cura o que ahí mismo mandaría matarle a él. El criado, viéndose tan acosado, no vió otra solución que obedecer a su amo. Mató al cura con la esperanza de que no le prendieran, pero su mismo amo le delató. La pena que le correspondía al joven era morir en la horca.

Por aquellos tiempos se daba la circunstancia de que todos los vecinos de Santa Eulalia excepto nueve pertenecían a la nobleza. Una disposición real otorgaba el título de hidalguía a todos aquellos habitantes que fuesen autosuficientes, o lo que es lo mismo aquellos, que no necesitaban trabajar ni comerciar con nadie. Como quiera que en los Oscos casi todas las caserías producían todo aquello que necesitaban para vivir, a muchos de sus vecinos se les dio el título de hidalgos. Estos hidalgos no poseían riqueza y trabajaban de sol a sol para sobrevivir, pero tenían título.

Llegado el día del ajusticiamiento se congregó casi todo el concejo. A la hora de levantar la horca, como los nobles no podían ejercer de verdugos no había brazos suficientes capaces de elevarla. Hubo que cambiar la sentencia del criado y, librado de la ejecución se le desterró de por vida a sitio donde no oyera carro chirriar, gallo cantar ni campana sonar. Por aquel entonces poca gente se aventuraba a ir más allá de la aldea de Ancadeira y aquí lo confinaron. Desde entonces este valle se conoce con el nombre de Valle del Desterrado.

La verdad es que la historia tiene retranca. Y justo enfrente del cartel podemos ver una corripa, que es una construcción de piedra donde la gente guardaba las castañas en invierno para que se mantuvieran frescas y comestibles hasta el verano.

una corripa
Una vez pasada este área recreativa nos encontraremos una intersección con puente que nos lleva, si lo cruzamos, hasta la aldea de Busqueimado, a un kilómetro y medio cuesta arriba. Si no cruzamos el puente y seguimos unos centenares de metros no tardaremos en ver la seimeira, de unos 30 metros de altura.

seimeira
Desde este punto podemos aprovechar para subir a Busqueimado por el puente que dejamos atrás o volver por donde vinimos hasta Pumares.

  • RSS
  • Facebook
  • Meneame
  • Twitter
  • MySpace
  • Digg
  • del.icio.us
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • Slashdot
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Wikio
  • Google Bookmarks
archivado en: Admirable Eo Rutas

No hay comentarios

Ir al formulario  RSS de estos comentarios Trackback URL

Deja un comentario



índice   cranf.net   wordnadapress