10 enero 2010

cachopomán en la sidrería rindión

archivado en: Asturias Cachopomán

Este post debería haberlo puesto en su momento, que fue a mediados de noviembre de 2009. Pero se me traspapeló, perdón, transdiscoduró la foto y por eso no lo he puesto hasta hoy.

La Sidrería Rindión está situada en El Crucero, una minúscula población muy cerca de Tineo que, como su propio nombre indica, debía ser antiguamente un cruce de caminos de especial importancia. Es por ello que abundan los locales de hostelería. Y no precisamente baratos, dada su situación estratégica.

La cuestión es que, tras una mañana de coger castañas en el monte, el Señor Conde, Abe y yo acabamos, tras descartar otras opciones (sólo hay que ver los precios a la entrada) y en parte por azares diversos, decidiéndonos por esta Sidrería. Y aprovechando la inesperada ocasión de hacer el bien, hice una visita al baño para disfrazarme de Cachopomán.

Y por supuesto pedí cachopo para comer. Mis amigos, algo menos festivos, se limitaron a pedir el menú del día: pote de berzas de primero y carne de segundo. Y ciertamente quedaron tan satisfechos como habría quedado yo de pedir lo mismo.

cachopo rindión con paquete winston para comparar tamaño
Debo confesar que el precio del cachopo, 15€, me pareció algo caro antes de verlo delante de mis ojos. Si seguís las aventuras de Cachopomán, sabréis que incluso en la capital se pueden ingerir artefactos espectaculares por menos de 10€.

Pero, ciertamente, la relación calidad+cantidad/precio en este local es realmente buena.

Porque si hay algo que se puede decir del concejo de Tineo es que la carne es espectacular. El cachopo estaba ri-quí-si-mo, tanto por dentro (relleno generoso, por otra parte) como por fuera (carne y rebozado). Hasta la ensalada estaba buena: la lechuga sabía a verde y el tomate sorprendía por la intensidad de su sabor. Desde luego no parecía provenir del súper, sino de algún huerto cercano. Y eso se nota.

De decir algo malo: quizás encontré un poco escaso el número de patatas. Pero ya se sabe que las patatas están para forrar cuando el cachopo es insuficiente, pero no es el caso. De hecho, me costó acabarlo. No he dicho, y debo, que el grosor del cachopo era considerable y que hasta levantar el plato requería cierto esfuerzo debido a su peso.

En definitiva, un lugar muy recomendable para desgustar mi/nuestro plato favorito.

  • RSS
  • Facebook
  • Meneame
  • Twitter
  • MySpace
  • Digg
  • del.icio.us
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • Slashdot
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Wikio
  • Google Bookmarks
archivado en: Asturias Cachopomán

No hay comentarios

Ir al formulario  RSS de estos comentarios Trackback URL

Deja un comentario



índice   cranf.net   wordnadapress