31 octubre 2009

cachopomán en el restaurante pisón

archivado en: Asturias Cachopomán

El Pisón tiene fama de ser uno de los mejores restaurantes de Oviedo para tomar un cachopo.

En realidad no se trata de un restaurante, sino de dos. Uno situado en San Claudio, a unos km al oeste de Oviedo, y otro en el barrio de Las Campas, a las afueras de la ciudad. Hablo de este último.

El ambiente no es precisamente lujoso, pero tampoco es un chigre asturiano, y esa indefinición no trabaja a su favor, ya que ni es elegante/finolis ni típico/aborigen. Pero es que tampoco es un sitio para ir por el ambiente.

El local tiene mucho éxito y es habitual tener lista de espera para comer dado el volumen de gente. Aun así, la espera merece la pena y el servicio es rápido.

Y he aquí el cachopo pisón, a un precio de 12€.


La carne es de calidad extrema, más teniendo en cuenta que el bar tiene ganadería propia, lo que le permite usar una carne de gran calidad a bajo precio.

El relleno es consistente, abundante en jamón serrano y queso, con algo menos de jamón york que en otros sitios. Otra gran ventaja es la guarnición, consistente en patatas, una miniensalada y una especie de revuelto frío de champiñones y especias. De este modo no se hace necesario pedir acompañamiento al plato.

Y aunque en esta ocasión lo encontré más fino que otras veces, una característica del cachopo pisón es que es realmente grueso, con lo que el volumen final es considerable. Al contrario que en otros sitios, las patatas no están debajo del ejemplar, así que las de la foto son las que hay.

La única desventaja que le encuentro al sitio es que está algo a desmano. Aunque se puede ir andando desde Oviedo, es un buen tute por una zona un tanto desangelada, con lo que el coche se hace necesario.

archivado en: Asturias Cachopomán

18 octubre 2009

cachopomán en el restaurante monte naranco

archivado en: Asturias Cachopomán

Los de fuera de Asturias piensan que la fabada es el plato más típicamente asturiano: craso error. El concepto culinario más esplendoroso de esta tierra es el cachopo.

En esta ocasión analizo uno de los sitios de Oviedo donde mejor se sirve el cachopo, alcanzando el casi perfecto equilibrio entre tamaño, precio y calidad: El Restaurante Monte Naranco. No está en el monte propiamente, a pesar de lo que pueda pensarse, sino en su base, cerca de la antigua cárcel, en los soportales de un edificio de reciente construcción. Véase.

Al ser el bar moderno y tener una estética bastante acogedora, aunque algo abarrotado, el sitio resulta bastante engañoso; pero en realidad se come como en los mejores chigres de toda la vida, de los de serrín por el suelo.

El servicio es rápido y atento y las raciones son de calidad bastante buena y de un tamaño considerable. Baste el dato que sólo con la bandeja de entremeses fríos y calientes, que cuesta unos 12 euros, pueden hartarse 3 personas. Pero esto va de cachopos. He aquí el ejemplar:

montenarancocachopo
El mechero clipper está puesto a propósito para dar una idea del tamaño, y hay que tener en cuenta que viene sobre un lecho de patatas. Debo añadir que hay dos tamaños de cachopo, siendo este el pequeño, y que el camarero es lo bastante consciente como para aconsejar uno por persona, aconsejando la variedad gigante para comerlo entre dos.

Al contrario que en otros negocios, es extremadamente fino, teniendo un grosor medio de 1.5 cm, lo que lo hace muy fácil y agradable de comer. El rebozado es una obra de arte, crujiente y estable, dorado perfecto, apreciándose que está frito en aceite muy caliente durante el tiempo justo. Además, se sirve recién salido de la sartén lo que se nota simplemente al intentar cortarlo por primera vez, liberando vapores.

En contra, considerar que el acompañamiento de patatas se hace un tanto monótono, teniendo en cuenta que en otros sitios se suele acompañar también con ensalada y verduras, y que el relleno abunda sobretodo en jamón york y queso, habiendo relativamente poco jamón serrano. Tampoco tiene nada de setas o bechamel, como en otros lugares, pero esta es una cuestión de preferencias.

Lo mejor: el ambiente y el precio. Es lo suficientemente fino como para llevar a esa tía-abuela tuya millonaria que vive en Burgos. Además, tiene terraza, con lo que es ideal para ir en buen tiempo. Y el precio, baratísimo. El cachopo de la foto en cuestión cuesta 10,20 euros, IVA incluido.

archivado en: Asturias Cachopomán

16 octubre 2009

¡asturviking!

archivado en: Asturias Ironía

asturviking

archivado en: Asturias Ironía
índice   cranf.net   wordnadapress
1